Actualidad | Vídeos | 18 MAR 2016

El coche futurista de BMW puede cambiar de forma

El fabricante de coches alemán cumple 100 años esta semana y ha aprovechado esta oportunidad para hacernos soñar un poco con los coches del futuro
BMWPlay

BMW cree que la mayoría de los coches serán de conducción autónoma en un futuro cercano, por eso este coche tiene un volante que se retrae dejando al conductor libre para hacer otras cosas.

También tiene un modo manual que intenta mejorar las habilidades de los conductores, utilizando el parabrisas para proyectar los puntos de la línea de conducción y dirección que resulten más óptimos.

Forma parte de todo un sistema de realidad aumentada que ocupará el parabrisas al completo en el coche del futuro. Y no habrá que mirar hacia abajo para ver nuestro teléfono.

La carrocería se compone de 800 triángulos en movimiento, tanto dentro como fuera del coche, que se comunican con el conductor a través de su movimiento.

Cubre completamente las ruedas y este es tal vez el detalle más significativo del prototipo. Un sistema llamado de geometría viva que permite a la carrocería cambiar de forma para dar cabida a las ruedas cuando el coche se pone en marcha.

Este prototipo es uno de los cuatro coches que se dieron a conocer a lo largo del año con motivo del 100 aniversario de la compañía. Los otros serán igualmente otros vistazos futuristas de las otras marcas de BMW: Mini, Rolls Royce y motocicletas.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información