Entusiastas | Vídeos | 02 JUN 2014

El chip Nvidia Tegra K1, en el núcleo de los coches autónomos

Tags: Reportaje
Nvidia mira más allá de los sistemas de infoentretenmiento altamente tecnológico y las pantallas táctiles y se fija en los coches autónomos del futuro con sus procesadores móviles Tegra K1.
Coches autónomos potenciados con el chip Tegra K1 de NvidiaPlay

La tecnología gráfica de Nvidia está detrás de los sistemas de infoentretenimiento y pantallas de un amplio número de coches que vemos en las carreteras. Y es que la transición a la que asiste la industria de la automoción hacia coches autónomos e informatizados ha beneficiado al negocio de Nvida. Los datos de sensores, cámaras e internet, requieren más potencia informática y Nvidia, que se ha labrado su reputación en torno a las tarjetas gráficas de alto rendimiento, dice que sus chip móviles pueden llevar la potencia de la supercomputación al coche.

 

Nvidia afirma que automoción es el segmento de más rápido crecimiento dentro de su división Tegra. Hay unos 5 millones de coches en circulación con procesadores Nvidia. Hace dos años, la cifra era de 2 millones.

 

Ahora, Nvidia quiere adentrarse en la tecnología que Google y otros muchos de los grandes fabricantes de coches ya están desarrollando, los sistemas de coches autónomos. Clave para esa estrategia es el chip Tegra K1, una combinación de una CPU de cuatro núcleos y una GPU de 192 núcleos.

 

En el vídeo pueden verse varias demos del chip y sus capacidades para asistir en la conducción. Por ejemplo, podemos ver un chip Tegra K1 procesando los datos de un sensor Lidar, utilizado por los coches de autoconducción. El Lidar emite rayos láser para detectar y mapear lo que rodea al coche.

 

Audi está trabajando con Nvidia en sus capacidades de conducción pilotadas, gracias al K1. Una de ellas se denomina asistente para atascos. Cuando el conductor la activa, el coche detecta a los vehículos a su alrededor y acelera o frena para mantener una distancia segura con respecto al resto de coches. Gracias a una cámara que lee las líneas de los carriles, el coche se guía solo para permanecer en el carril. El coche se conduce de forma autónoma hasta que el conductor desactiva el asistente para atascos o se despeja el tráfico.

 

Audi aún no ha anunciado la fecha de lanzamiento de esta capacidad, solo que ya está en producción.

 

(IDG News Service)

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información